El Ayuntamiento de Errenteria continúa multando el abandono de los residuos

Ingurumena | Medioambiente | Sostenibilidad 2020-10-30 | 0

Acaban de cumplirse tres años de la aprobación de la Ordenanza Municipal de Residuos, que inició su andadura en octubre de 2017. Esta norma municipal tiene como objetivo principal la protección del Medio Ambiente y de la salud pública a escala local, máxime cuando estamos inmersos en una crisis climática, tal y como define la declaración institucional del Gobierno Vasco de Emergencia Climática de julio de 2019, y en la cual el modelo de consumo, así como la generación y gestión de residuos tienen una elevada responsabilidad.

A pesar de ello, todavía podemos observar en nuestras calles y montes actitudes irresponsables e insolidarias, pues todavía abundan los casos de abandono en la vía pública de residuos (bolsas con residuos inertes y peligrosos, muebles y enseres voluminosos, RCDs y escombros de obras, envases de cartón…),

La Ordenanza de Residuos prevé, en el caso de infracciones leves, multas de hasta 750 euros, y cuando se califican como graves, 1.500 euros. Las muy graves pueden alcanzar los 3.000 euros.

Por otro lado, hay que agradecer la actuación proactiva de la Policía Local en materia ambiental y de residuos, ya que la persecución de las personas y empresas que atentan contra el Medio Ambiente y la convivencia social recae en sus manos, garantizando el cumplimiento de la Ordenanza.

Durante este año y hasta la fecha, el Ayuntamiento ha incoado 22 expedientes sancionadores por infracciones a la Ordenanza de Residuos, tras las denuncias presentadas por la Policía Local. Dándose un incremento notable en el tercer trimestre de este año.

El Ayuntamiento de Errenteria no va a aceptar como inevitable que algunas personas den una imagen deteriorada y negativa de nuestro pueblo con sus malas actuaciones. Inevitablemente la vía de la sanción va a ser empleada y posiblemente aumentada. Unas pocas personas pueden echar atrás lo que hemos avanzado entre muchas y muchos.

No comments yet.

Deja un comentario