El Ayuntamiento de Errenteria ha subvencionado seis proyectos de emergencia y acción humanitaria durante el 2021

Diversidad cultural | Solidario 2021-12-23 | 0

El Ayuntamiento de Errenteria ha concedido 3.000 € a cada una de las siguientes asociaciones para proyectos de emergencias y acción humanitaria: ACNUR, Mikelazulo, Taupadak, Salvamento Marítimo Humanitario, Zaporeak y Hemendik Harantz. Un total de 18.000 €.

– ACNUR brinda protección y asistencia a las personas refugiadas y desplazadas en todo el mundo. En marzo de 2020 empezó a dar respuesta de emergencia a las consecuencias creadas por la COVID-19. A los 2 meses, se estimó necesario conseguir $745 millones para llegar a asistir a la población refugiada y desplazada en 71 países en alto riesgo. En diciembre, se había conseguido sólo un 64% de los fondos. Para el año 2021, necesitaban $924 millones para cubrir todas las necesidades actuales a falta de un suministro universal de vacunas, o a falta de un tratamiento eficaz ampliamente disponible.

– Mikelazulo Kultur Elkartea destinará ese dinero a la Fundación Educacional “Juan Rafael Arrobo Cevallos” de Ecuador, el cual patrocina el Liceo de Loja, donde se ofrece educación integral, inclusiva, ecológica y valores éticos. Debido a la crisis económica creada en el país a consecuencia de la Covid-19, se han reducido los recursos destinados al Liceo, lo que ha supuesto que se han puesto en riesgo las 45 plazas de trabajo del mismo. Ante tal situación, se utilizará esta cantidad de dinero para preservar todas las plazas de trabajo de docentes, administrativos y personal de apoyo del Liceo, y para la obtención de medios necesarios para la protección de la salud del personal y alumnado del centro.

– La ONG Taupadak de Irun destinará el dinero al Vicariato Apostólico del Beni de Bolivia. El Vicariato se propone consolidar el débil sistema de salud de San Ignacio de Moxos, cuya precariedad quedó al descubierto con la pandemia del coronavirus que se desató en 2020. El proyecto propone dos tipos de inversiones: una, en equipamiento médico imprescindible para el tratamiento de las personas enfermas de coronavirus, y otra, en insumos fungibles como medicamentos, pruebas rápidas, medios de transporte virales con hisopos y material de bioseguridad, etc.

– La Asociación de Salvamento Marítimo Humanitario, en cambio, se dedica a la detección, rescate y asistencia a personas migrantes y refugiadas que huyen de sus países atravesando el mar, poniendo así sus vidas en peligro. Ante esta situación, Salvamento Marítimo navega por el Mediterráneo en misión de observación y rescate, refuerza la asistencia sanitaria y ofrece ayuda humanitaria en distintas islas del Egeo, y lleva acabo y participa en acciones para sensibilizar a la población sobre la crisis de las personas refugiadas, dando a conocer su realidad. Por lo tanto, el dinero recibido se destinará a poder seguir dando respuesta a esta situación de emergencia humanitaria, cronificada en el tiempo, que se está dando en el mar Mediterraneo, a través de la obtención de recursos tanto materiales como humanos necesarios para ello.

– En la misma línea se encuentra Zaporeak Solidarios Garapenerako Elkartea, quien también trabaja dando respuesta a la crisis migratoria sin precedentes que se está dando en el Mediterráneo. Zaporeak tiene un doble objetivo: por un lado, entregar alimentación digna, de calidad y nutritiva a personas refugiadas en situación de alta vulnerabilidad en la isla griega de Lesbos y, por otro lado, realizar labores de sensibilización sobre la actual situación en los campos de personas refugiadas a través de su extensa red de voluntariado en la CAV y Navarra. Lesbos destaca entre las demás islas por su cercanía a Turquía. En septiembre de 2020, en Lesbos existían 3 campos de personas refugiadas: Moria, KaraTepe y Pikpa. Zaporeak utilizará está subvención para cubrir las necesidades urgentes como dar continuidad y ampliar los repartos de alimentos que se están realizando en el nuevo campo de personas refugiadas de Kara Tepe y seguir trabajando en terreno con las alianzas generadas en el camino con el resto de asociaciones que se dedican a asistir a personas refugiadas en Lesbos.

– Por último, la asociación Hemendik Harantz también trabaja sobre todo en la isla de Lesbos, y también en Quios y Serbia, en colaboración con las asociaciones que trabajan sobre el terreno, como Zaporeak, y se encarga de hacerles llegar lo que necesiten, haciéndose cargo de la recogida de alimentos, ropa y resto de material necesario, también envía recursos humanos en caso de necesitar ayuda de urgencia en algún momento. Esta subvención en concreto sera utilizada para sufragar los gastos de alquiler de alojamiento para personas refugiadas que no tengan acceso a ningún tipo de alojamiento en la isla de Lesbos y se encuentren en una situación muy vulnerable. De esta manera las asociaciones podrán contar con una serie de viviendas para situaciones de urgencia pudiendo mejorar así la calidad de vida, o las situaciones transitorias de especial vulnerabilidad, de las personas refugiadas atendidas en la isla de Lesbos.

No comments yet.

Deja una respuesta