El Ayuntamiento de Errenteria y Sociedad Aranzadi realizarán un nuevo estudio de la flora fúngica del Añarbe

Medioambiente | Sostenibilidad 2022-06-23 | 0

En la situación actual del Añarbe, para mejorar y conocer su futuro, es imprescindible conocer la riqueza de sus hongos y las condiciones de vida de estos seres vivos. Para ello el Departamento de Micología de la Sociedad de Ciencias Aranzadi y el Ayuntamiento de Errenteria pretenden dar continuidad a la investigación realizada en 2007 sobre los hongos del Añarbe. En ese estudio se catalogaron 219 especies; de ellas, 77 especies no citadas en Gipuzkoa, 11 especies no incluidas en la CAPV y 4 especies de la Lista Roja de hongos amenazados de la Península Ibérica.

Ahora, el nuevo estudio comenzará en primavera-verano de 2022 y se prolongará hasta finales de año. Este trabajo ayudará a aumentar el conocimiento en la micoflora del Añarbe: teniendo en cuenta las especies que lo habitan, se obtendrán nuevos datos y esto ayudará a conocer más la geografía micológica en Euskadi. Desde el punto de vista de la conservación, se llevará un seguimiento de las especies de hongos bioindicadores y amenazados que presenta Añarbe. Su fin es analizar cuál es el estado actual entre hábitats y especies y obtener datos enriquecedores para los trabajos de conservación que se van a realizar, de cara al futuro de la reserva del Añarbe.

Los objetivos generales del proyecto son los siguientes:

  • Estudio y catalogación de los hongos macromicetos, micromicetos y hongos liquenizados tanto de los hábitats relevantes del Añarbe como de sus plantas vasculares.
  • Analizar, evaluar y llevar un seguimiento, desde el punto de vista de la conservación, de las especies indicadoras y amenazadas, realizando un contraste con la lista roja de especies amenazadas de Europa.

Bosque del Añarbe

El bosque del Añarbe es un extenso espacio forestal de 1.000 hectáreas que se ubica dentro del Parque Natural de Aiako Harria (Red Natura 2000), en terrenos de Donostia y Errenteria. En 2009 sus dos propietarios solicitaron el reconocimiento del Añarbe como Zona de Reserva, con el fin de proteger todos sus terrenos. La futura reserva forma parte del mayor bosque de hayedo-robledal de Gipuzkoa y Bizkaia, siendo uno de los bosques autóctonos mejor conservados de la CAPV.

Por otro lado, además de los diversos usos que han tenido los bosques durante muchos años, la reserva del Añarbe se ha mantenido en buen estado en los últimos años. El bosque se ha ido transformando por sí mismo, aunque todavía se trata de un bosque joven.

Teniendo unos hábitats tan importantes como los mencionados, sería imposible no hablar de biodiversidad autóctona. En este medio natural se desarrollan miles y miles de seres vivos, entre los cuales de los más importante para la vida es el reino de los hongos.

Son seres vivos que mantienen los ecosistemas forestales sanos y en funcionamiento. Ayudan tanto a los bosques como a las plantas vasculares a crecer, a obtener alimentos con facilidad, a adquirir agua y a combatir enfermedades. Por otro lado, se encargan de reciclar y regular la materia orgánica de los ecosistemas. Constituyen la mayor parte de la cadena trófica natural.

No comments yet.

Deja una respuesta