La Comisión de Residuos presenta los resultados de su trabajo

Camino al camino | Consejos asesores | Sostenibilidad 2013-07-12 | 0

OLYMPUS DIGITAL CAMERALa Comisión de Residuos presentó los resultados del trabajo llevado a cabo durante los diez últimos meses ante el Consejo Asesor de Medio Ambiente, en una reunión celebrada el pasado martes. Desde su creación, la comisión ha tratado de hacer partícipes de su propuesta a todas y todos los errenteriarras, “por este motivo, creemos que no es sólo nuestra, sino de todos los habitantes”.

Dicha propuesta, fundamentalmente, se basa en una serie de criterios organizados en función de la prioridad de ejecución, con la que “tenemos la esperanza de que nos permita solucionar la problemática actual en materia de residuos”.

Con ello, dan por finalizado el trabajo de este curso, aunque la Comisión de Residuos continuará trabajando después del periodo vacacional, para realizar un seguimiento a la respuesta que tanto el Ayuntamiento como la ciudadanía le den a la propuesta.

La Comisión de Residuos se constituyó en octubre de 2012 y en todo ese tiempo han trabajado sin cesar en la elaboración de una propuesta que permita solucionar la problemática de los residuos. Desde el inicio del proceso, cerca de 35 personas han participado, de una u otra manera, en el grupo de trabajo.

“Con el objetivo de ampliar la participación, motivar y resolver posibles dudas” han organizado dos charlas y dos mesas redondas en estos diez meses. Asimismo, han recorrido todos los barrios de Errenteria para reunirnos con sus vecinos y vecinas: “En cada una de las dos rondas que hemos hecho por los barrios hemos conseguido reunir a unas 400 personas, que nos han ofrecido ideas más que interesantes. Por todo ello, queremos agradecer a los vecinos y las vecinas que habéis compartido nuestro camino”.

PROPUESTA DE LA COMISIÓN DE RESIDUOS

A CORTO PLAZO (2013-2015)

1. Renovar la ordenanza de residuos de 1997 lo antes posible:

a. Adaptarla a la legislación europea.

b. Flexibilidad de horarios.

c. Mantener la obligatoriedad y hacerla efectiva, en todas las fracciones: vigilancia e identificación.

d. Especial seguimiento a la recogida selectiva de materia orgánica y fracción resto.

2. Iniciar, de forma paralela, una campaña permanente de información-sensibilización orientada a diferentes agentes sociales: escolares, amos y amas de casa, jubilados y jubiladas, comerciantes y bares,… la ciudadanía en general. Para ello será necesario utilizar diferentes formatos: charlas, panfletos, pegatinas, actos a pie de calle.

3. Acercamiento del Ayuntamiento a los diferentes barrios (encuestas a la ciudadanía…), a ser posible, con la mayor participación de los grupos políticos municipales, para exponer los acuerdos alcanzados y el (los) sistema(s) a implantar. Asimismo, se deberá especificar el beneficio económico que ello supondrá para el municipio y el recorrido que hacen los residuos recogidos de forma selectiva, es decir, un seguimiento efectivo. A continuación, antes de implantar el (los) nuevo(s) sistema(s), se deberán exponer sus características, para recoger las ideas y aportaciones de la ciudadanía.

4. Para informar de incidencias y aclarar dudas a la ciudadanía establecer un punto de información, un teléfono gratuito o un servicio municipal de gestión de incidencias a través de aplicaciones para telefonía móvil (ver ejemplo: http://www.lineaverdemunicipal.com) que permita atender las quejas y solicitudes de la ciudadanía de forma rápida y directa.

5. Acuerdo y puesta en marcha de un/os sistema/s que permitan mantener la obligatoriedad recogida en la ordenanza de depositar todas las fracciones de residuos selectivamente.

6. Para que el nuevo sistema sea válido, una vez puesto en marcha, deberá poder duplicar, como mínimo, la actual tasa de recogida selectiva (32%). Una cifra relativamente asumible si se incorpora la recogida selectiva de la materia orgánica. El objetivo debería ser incrementar, para 2015, la tasa de recogida selectiva, como mínimo al 60%.

7. Organizar una recogida diferenciada para los grandes productores (supermercados, restaurantes, bares, centros escolares, sociedades gastronómicas,…), que permita la redistribución del sobrante de alimentos entre quienes más los necesiten y la recogida fraccionada de todos los residuos.

8. Crear nuevos pequeños garbigunes en cada barrio para el depósito de residuos peligrosos domésticos, RAEEs, aceite, ropa, etc. de pequeñas dimensiones. Pueden funcionar como puntos de emergencia del sistema. Para los voluminosos proponemos un servicio que actúe bajo demanda de los particulares para evitar que se depositen en la calle durante más de un día. Estos residuos o enseres podrían ser donados a asociaciones para ser restaurados y darles una segunda vida antes de optar por triturarlos y convertirlos en serrín.

9. Búsqueda y puesta en marcha de acuerdos que permitan la reducción de residuos: baserritarras (mayor número de máquinas de vending para leche y lácteos de producción local con SDDR para reutilizar los envases), sidrerías y comercios (reutilización de botellas), comercios (sustitución de bolsas de plástico por bolsas biodegradables que puedan ser reutilizadas para depositar la materia orgánica), pescaderías y carnicerías (tuppers), restaurantes y Aguas del Añarbe (jarras de agua en los menús), familias con bebés (pañales reutilizables), comisiones de fiestas (vasos, platos y cubertería reutilizable), etc.

10. Asegurar un seguimiento exhaustivo del sistema de recogida en el día a día (lo cual requerirá la implicación de concejales y técnicos municipales, además de la ciudadanía), que permita la evaluación e identificación de posibles problemas que puedan surgir en un futuro y la búsqueda de soluciones y/o mejoras a corto, medio y largo plazo. Revisar y mejorar los acuerdos con la Mancomunidad de San Marcos para realizar un seguimiento y gestión efectivos.

11. Envío de una moción a quien corresponda para solicitar una “Ley de Residuos” y una “Ley de envases”, que persiga el cumplimiento de las directrices europeas.

 A MEDIO PLAZO (2015-2018)

Hay que tomar en consideración que en el 2016, se actualizará el PIGRUG y que para entonces se presupone que no se podrán eliminar residuos de manera generalizada en vertederos y que estarán en funcionamiento nuevas infraestructuras para tratar los residuos generados.

12. Promover el compostaje individual y el compostaje comunitario en los barrios donde sea viable, ofreciendo asistencia técnica, apoyo y facilidades, así como incentivos económicos a quienes lo practiquen.

13. Continuar con las campañas permanentes de información-sensibilización orientadas a diferentes agentes sociales: escolares, amos y amas de casa, jubilados y jubiladas, comerciantes y bares,… la ciudadanía en general. Para ello será necesario utilizar diferentes formatos: charlas, panfletos, pegatinas, actos a pie de calle…

14. Implantación de la tasa por generación de residuos; diferentes precios para cada fracción; primar a quien separe sus residuos de forma adecuada y penalizar a quien los haga de forma incorrecta (reflejarlo, por ejemplo, en las ordenanzas fiscales con la identificación, uso de bolsas más caras si son para el resto…).

15. Asimismo, con su puesta en marcha y adecuación a la realidad de nuestro municipio, debe permitir la recogida selectiva de todo el material reciclable-compostable, tal y como indica la legislación europea, para que únicamente se destinen a eliminación (incineradora o vertedero) los residuos no reciclables (<20%)

 A LARGO PLAZO (2018-2020)

16. Asegurar la continuidad de la Comisión de Residuos para junto con la implicación de concejales y técnicos municipales participar en el seguimiento exhaustivo del nuevo sistema de recogida. Juntos podremos identificar posibles problemas que puedan surgir en el futuro y la búsqueda de soluciones a corto, medio y largo plazo.

 

 

 

 

No comments yet.

Deja un comentario